Estrategias para superar crisis empresariales

Toda empresa es susceptible a desarrollar problemas internos y externos, estos eventos negativos pueden tener un alto impacto en el público interno y externo, si el problema es muy grave, puede provocar el quiebre de la compañía. Es por esto, que toda organización debe de desarrollar planes o estrategias para saber cómo se debe de actuar en momentos de crisis. Estas crisis pueden ser por motivo de incidencias de salud, por problemas en la manufactura, por déficit en los servicios públicos con los que cuenta, entre otros. A nivel interno, se pueden originar debido a corrupción, rumores, errores de labor interno, cambios regulatorios o por fallas en la productividad.

Muchas veces, cuando hay crisis dentro de una corporación, no suele detectarse al principio, sino hasta que ya está en un nivel avanzado donde se muestra ya un desgaste y un impacto mayor. Si no se actúa de forma rápida, los problemas por lo que está pasando la empresa empeorarán y dañará considerablemente el crecimiento de la organización. Las empresas pueden hacer mucho para evitar que haya daños, una de las más importantes es en capacitar a sus empleados para que estén preparados ante cualquier problema que puede surgir, porque entre más tarde se actúe, más daños internos y externos provoca.

Para poder desarrollar un plan de emergencia, es necesario que primero se investigue la actual crisis y por qué se pudo generar. Si es un problema externo, es necesario notificar a los medios de comunicación acerca de la situación actual de la corporación para que pueda estar el público enterado de los eventos por lo que está pasando la empresa. Si es a nivel interno, se tiene que hablar exclusivamente con los empleados para que se pueda indagar el factor por el que se generó la crisis.

Estar atento: Es importante que los gerentes estén al tanto de todo el progreso de la empresa, en cuanto a los modos de producción, financieros y de relaciones sociales que se generan internamente. El hecho de estar siempre al tanto de todo, permite que la persona pueda darse cuenta de qué elementos pueden ocasionar problemas en la empresa.

Comunicación efectiva: Este concepto es uno de los más complicados porque al existir muchos empleados puede ocasionar que no haya flujo en la comunicación o que los mensajes se distorsionen, por lo que es necesario que se desarrollen métodos efectivos para poder disminuir los problemas en la comunicación. Esto también ayuda en que, si la compañía está pasando por alguna crisis, se pueda tener una mejor conexión con los empleados

Agilidad de procesos: Es una técnica ideal para poder simplificar los procesos que realizan las personas, esto con el propósito de evitar errores humanos. Esto se realiza con la ayuda de innovaciones tecnológicas que permitan agilizar cualquier proceso.  El contar con un sistema erp permite mejorar el trabajo y la rapidez de los procesos productivos.

Seguridad de finanzas: La empresa debe de contar con un presupuesto de emergencia en casos de crisis. Así mismo, contar con seguros que ayuden a disminuir el impacto que puede provocar una crisis.

Finalmente, las personas que están al mando de una empresa, deben de tomar decisiones y analizar la situación empresarial siempre con la cabeza fría, implementando sus conocimientos y la ayuda de sus colaboradores para sacar adelante a la compañía.