La era del emprendimiento

Nos encontramos en una época donde se nos ha vendido mucho la idea de que tenemos que ser emprendedores, de hecho en la educación superior se nos insiste mucho en que para poder lograr grandes cosas en la vida y para tener éxito economicamente hablando el camino más viable es convertirse en un emprendedor. Pero ¿qué significa ser emprendedor? Se conoce como emprendedor a aquella persona que toma la decisión de crear una empresa o negocio, que identifica una oportunidad y se encarga de conseguir los recursos necesarios, así como de organizarlos para poder sacar provecho de esta. Algo que caracteriza a las personas emprendedoras es esta idea de innovación y riesgo pues en ningún momento tienen asegurado el éxito, a pesar de que elaboran un plan para poder obtenerlo, o al menos eso es lo que deberían de hacer si su objetivo es ser buenos emprendedores, la verdad es que por más que se planeen las cosas, no todo está en las manos de las personas y por ende muchas veces puede haber problemas que pueden llevar al fracaso, sin embargo eso no es algo sobre lo que se pueda tener alguna especie de control. 

¿Y de dónde viene que en esta era se nos insista tanto que seamos emprendedores?

Bueno, pues son dos cosas, que nada tienen que ver con nuestro bien propio, aunque es verdad que es bueno tener nuestro negocio propio y ser nuestros propios jefes, la verdad es que no es un modelo que funcione para todos y eso es lo que no nos dicen. Que para poder ser emprendedor tienes que contar con ciertas características y aptitudes. Pero volviendo a las razones por las que se nos vende  esta idea, la primera de ellas es la sobrepoblación, actualmente en México ya no existen trabajos suficientes para todos los seres humanos, y no es que no haya trabajos en lo absoluto, es que no hay trabajos para lo que se quiere o para lo que es bien pagado, por decirlo de alguna forma, por eso, se nos vende esta idea de que si queremos hacer algo que nos guste y ser bien pagados por ello, tenemos que hacerlo nosotros mismos y emprender nuestro propio negocio, creando así más empleos. 

Además, cuando eres emprendedor no cuentas con prestaciones como un trabajador lo hace, no tienes vacaciones y en realidad nunca dejas de trabajar, pues constantemente te tienes que estar haciendo cargo de tu negocio o empresa, por lo que también tiene ciertas desventajas y no estamos diciendo que emprender negocios sea algo malo, simplemente estamos diciendo que no es para todos. Hay personas que emprenden negocios de comida, negocios de productos esotéricos Tijuana , negocios de ropa, entre muchos más, pero estas son personas que cuentan con la capacidad de dedicar casi todo su tiempo a estos negocios y lo disfrutan y se les facilita. Hay personas a las que esto no les pasa y no tienen porque sentirse presionadas simplemente porque se les repite que emprender es lo mejor. A final de cuentas, solo nosotros mismos sabemos qué es lo que queremos, en qué somos buenos y qué disfrutamos. Y justamente eso es por lo que tenemos que guiarnos.